Life is Strange y el tono narrativo cambiante

by - mayo 22, 2017

El principal referente de Life is Strange (Dontnod Entertainment, 2015) son las series de televisión: usa su lenguaje, adopta su ritmo, y toma uno por sus recursos narrativos y los integra en la jugabilidad tan peculiar que ofrecen las llamadas Neo Aventuras Gráficas, o “juegos a lo Telltale”.


Sin embargo lo que permite a Life is Strange hacerse valer, lo que realmente lo convierte en un juego especial es cómo juega con muchísimos géneros televisivos, cambiando radicalmente el tono narrativo en cada uno de sus capítulos

De alguna forma un juego que comienza con una adolescente haciéndose selfies, escuchando música indie en sus auriculares mientras andas por los pasillos de su instituto, se transforma y reinventa una y otra vez hasta convertirse en un producto único, con identidad propia

A medida que pasan los episodios reconoces elementos propios de los primeros capítulos de una serie de superhéroes. Aquellos momentos en los que el héroe adquiere sus poderes y juega y experimenta con ellos hasta que finalmente entiende el significado de la tan manida frase “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Pero entonces, de repente, el juego cambia y se precipita dentro del género de la ciencia ficción pura y dura donde los viajes en el tiempo son los protagonistas incluído un cliffhanger de los que te dejan en shock durante un buen rato. O se transforma en el equivalente jugable a un thriller de terror, donde la tensión, el miedo y las sorpresas desagradables coronan un arco del argumento especialmente duro.

Y todo para desembocar en un capítulo final que se reinventa de nuevo. Que fagocita todos los elementos en los que Life is Strange ha basado toda su fuerza hasta el momento: la toma de decisiones, la exploración y la progresiva construcción de personajes poliédricos más o menos complejos; para apostarlo todo por una trama absolutamente lineal, de ritmo vertiginoso, que de fuerza a un tramo final que cierre con contundencia lo que ha ido construyendo hasta el momento.

Life is Strange es un mosaico de referentes. Twin Peaks, El efecto mariposa, Heroes, Dawson crece, Quantum Leap, Seven, Los problemas crecen, Millenium, Lost, Expediente X, y muchos más le prestan conceptos a ideas para configurar un juego realmente especial.

You May Also Like

0 comentarios