El Horror Filosófico de Soma

by - mayo 31, 2017

Soma (Frictional Games, 2015) transgrede la frontera del terror psicológico y lo eleva a otra forma de miedo. No busca asustarte momentáneamente como hacen los Jumpscares ni, tal y como hace el terror psicológico, busca explorar en los temores del personaje (sus culpas, creencias y supersticiones) para intentar hacerlos extensibles a tus propios miedos como jugador. Soma plantea otra forma de horror, mucho más profunda, que perdura en el tiempo y perturba tus pensamientos.


Para ello Soma pone el foco sobre su argumento. Parte de la posibilidad de conseguir, mediante un proceso de descarga de información de nuestro cerebro a un ordenador, que los pensamientos, recuerdos y emociones puedan vivir fuera del cuerpo de un ser humano, y a partir de ahí argumenta un discurso que plantea dudas con potentísimas implicaciones éticas y morales, sobre la propia identidad, la autoconciencia y lo que nos define como seres humanos. ¿Continúo siendo un ser humano si mi mente queda desprovista de mi cuerpo?, ¿Existe un alma que trasciende a la idea de mente y que da sentido a mi existencia?

Los juegos basados en el terror psicológico apelan a tu miedo a lo extraño, a lo desconocido, a aquello que no controlas, pero Soma va un paso más allá consiguiendo que tú, como jugador, empatices tanto con el protagonista que, a causa de las decisiones que debes tomar te sientas un extraño contigo mismo; que en ocasiones no te reconozcas, y qué, como él, tengas tanto miedo de dejar de existir que traspasarías líneas rojas éticas y morales para continuar existiendo como entidad.

El terror que provoca Soma no es psicológico, no nace de sus mecánicas ni de poner monstruos de pesadilla en pantalla. Está más interesado en hacerte reflexionar y no que poner a prueba tus sangre fría y tu habilidad con el gamepad

Es una forma de causar miedo “a fuego lento”, menos primaria, primitiva, y atávica, que apela a tu conciencia enfrentada a tu capacidad de razonamiento lógico. Es una forma de Horror Filosófico en la que lo que realmente asusta son las ideas que el juego deja en tu mente cuando te identificas con el personaje protagonista y te plantea decisiones imposibles y te obliga a tomar conciencia de sus consecuencias.

Soma replantea el tema del miedo en los videojuegos, quebrando la noción socialmente compartida de lo que es "correcto y normal", dejándote expuesto ante la idea de que la existencia del ser humano es malignamente inútil.

You May Also Like

0 comentarios